Capilla de la Virgen de Montserrat

Retablo de la Virgen de Montserrat (1986)

MiTPi-0144
 

La capilla se dedicó originalmente al Corpus Christi. Más adelante se la conoció como capilla del Portacruz por el nuevo retablo, construido en época moderna, en que la pintura central representaba a Cristo siguiendo la Via Dolorosa con la cruz a cuestas. En 1807 se dedicó al Dr. José Oriol, que había sido beatificado el año anterior con grandes festividades por toda la ciudad y, un siglo más tarde, se hizo un nuevo retablo en motivo de su canonización en 1909. Este retablo costaba de una hornacina central donde estaba la imagen del santo, obra de los hermanos Vallmitjana, y a los lados las virtudes cardinales, cubiertas por doseletes, alternadas con pinturas de Joan llimona sobre la vida del santo. Bajo la imagen de San José Oriol había un tabernáculo donde se guardaba la arquilla de plata con sus reliquias que fue llevado en procesión durante las fiestas de beatificación. El retablo se quemó durante el incendió de 1936 y el cofre con sus reliquias desapareció. Posteriormente se colocó la imagen de beatificación de José Oriol, obra de Ramón Amadeu. En el año 2012 se trasladó el retablo de la Virgen de Montserrat que regaló en 1968 el señor Luís Ferrer Eguizábal. En el centro esta la Virgen de Montserrat y a los lados San José y San Luís, rey de Francia. Además en los lados se veneran las imágenes de San Pedro Regalado y San Roque, y una representación de la Beata María Ángela Astorch (1592-1665), feligresa del Pi.

© Basílica de Santa Maria del Pi, Albert Cortés

Retablo de San José Oriol antes de 1936.

Arquilla de las reliquias de San José Oriol (ca. 1806).